Contraloría emite comunicado, indicando que realiza la «verificación de la legalidad de los nombramientos» de funcionarios públicos y precisa que el incumplimiento de las normas pueden «conllevar a responsabilidades y eventuales sanciones de suspensión o inhabilitación»