Las organizaciones periodísticas en Perú han tomado una postura firme frente al caso del periodista Liubomir Fernández Fernández, quien enfrenta un riesgo inminente debido a su labor periodística. La solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos refleja la gravedad de la situación y la urgencia de proteger la integridad personal y familiar del periodista. Este acto de solidaridad evidencia la importancia de defender la libertad de prensa y el derecho a informar en un entorno seguro.

El reglaje al que se ha visto sometido el periodista de La República, como resultado de su investigación sobre un caso de estafa piramidal y usurpación de terrenos en Puno, revela la vulnerabilidad de los profesionales de la comunicación en Perú. La presencia de intereses ilegales vinculados al poder local agrava la situación y destaca la necesidad de medidas de protección efectivas por parte de las autoridades competentes.

En este contexto, la sociedad civil y las instituciones periodísticas juegan un papel crucial al alzar su voz y exigir justicia para Liubomir Fernández. La solidaridad expresada a través de la solicitud de medidas cautelares es un llamado a la acción tanto a nivel nacional como internacional para garantizar la seguridad y la libertad de expresión de los periodistas en Perú y en cualquier parte del mundo.

Artículo anteriorFiscalía allana Ministerio del Interior por contratación irregular de gerente de Comunicaciones
Artículo siguienteCaso relojes Rolex: Dina Boluarte anuncia que dirá «la verdad» ante Fiscalía