La Policía Nacional del Perú, a través de la División de Investigación de Homicidios de la DIRINCRI, llevó a cabo durante el Plan «Perú Seguro», a través del operativo «Amanecer Seguro», la intervención de un bunker donde se encontraban más de 61 personas.

Según informes del Teniente General PNP Oscar Arriola Delgado, 56 de estas personas eran de nacionalidad extranjera, concretamente 47 venezolanos y 2 colombianos.

Durante la operación, se logró la incautación de un considerable arsenal, incluyendo 5 pistolas, así como una cantidad significativa de sustancias ilícitas. Entre los confiscados se encuentra una sustancia conocida como «Tusi», clorhidrato de cocaína (PBC) y marihuana. Además, se decomisaron 7 motocicletas que presuntamente estarían vinculadas a actividades ilícitas.

La intervención policial se llevó a cabo con éxito, evidenciando el compromiso de las autoridades en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de drogas.